ELIPSIS

Una cita al final del camino. Mejor no tardarse demasiado. Mejor no apurarse de más. 

Por Pablo Dartsch Dreidemie

Nada.

¡Puf! Y solo silencio.

Nada.

Asombroso, pero de alguna forma siempre pareció que iba a terminar así.

De golpe, sin ningún tipo de aviso.

Parado frente al vacío sin palabras. ¡Bah! ¿Qué decir? Nada.

¿Dónde pasé todos mis años?

¿Qué cumplí con todas mis luchas?

Pero, qué sentido tiene preguntarse eso cuando solo hay Nada alrededor.

Sin embargo, wow.

Wow, de un momento a otro, como un rayo, sin ningún tipo de ruido, Nada.

¿Mis conocidos? Desaparecieron.

No puedo recordar qué fue lo último que pasó. De una forma u otra, esto es todo lo que hay ahora.

La ciudad donde crecí, vacía.

La habitación de mi vieja y la de mi hermano, vacías.

La calle desierta. Mierda, ni un árbol de pie.

Siempre pensé que los pasajeros eramos nosotros, pero veo que desde el principio estuvimos todos en la misma.

En fin, ¿qué más sino explorar esta Nada?

No siento ningún tipo de desesperación. Sé que no voy a encontrar a nadie.

O mejor, sé muy bien qué me espera. Y puede esperar. No hay apuro, nadie nos corre a este punto, nos podemos tomar nuestro tiempo, preguntarnos dónde quedó el tiempo perdido, y perdernos en la Nada, como seguramente sucedió con el resto.

En otras circunstancias, el panorama me hubiese parecido desolador. Pero en este instante,

Nada. Solo caminar, sin miedo, sin esperanza.

¿Quién decía eso? No tiene importancia.

¿Cómo esperar lo inesperado? Quizás era obvio, todos lo sabíamos, pero era más fácil hacernos los boludos, ¿no? Los días pasaban más rápido de esa forma.

Pero no cambió el final. Nunca se buscó una alternativa. Más sencillo crear trascendentales y refugiarse en su sombra.

Sí, la esperanza nos cagó. Nosotros nos cagamos desde el principio.

Siempre tuve esa sensación, lo convertí en mi lema: “La esperanza es nuestra bandera blanca”.

Je, no sirvió para mierda todo eso. Pero no hay rencor ni enojo en todo esto, solo retraso lo inevitable. Me distraigo.

No parece molestarle, tampoco.

¿Cuánto caminé ya? No tengo forma de saberlo, no tengo un verdadero interés en ello de cualquier manera.

Veo entonces un centro comercial. Siempre me parecieron horribles, pero ver uno desolado, como si hubieran pasado siglos sin que nadie apareciera por ahí… Es otra cosa.

Pero, quién soy yo para determinar cuánto tiempo pasó, si no tengo idea de cómo ni cuándo pasó todo esto.

Solo pasó. Abrí los ojos y mi mundo dejo de ser tal. Abrí los ojos y vi Nada.

¿Estaba durmiendo? ¿Inconsciente? ¿Quizás un simple parpadeo?

Otra vez, preguntas que sirven para entretenerme. Pero no debería demorarme mucho más.

Nadie nos corre, pero tampoco hay que abusar.

Apenas termino de formular ese pensamiento, y aparece frente a mí.

— Ya fué, no hay nada más que hacer.

Me encojo de hombros mientras digo esto, pero permanece ahí, inmutable.

No me sorprende, quién sabe cuántas veces ha hecho esto.

— Vamos, entonces.

Directo al grano. Me gusta, aunque algo me inquieta. Parece notar mi intriga, como si supiera lo que quiero preguntar.

— Esperá. Si yo soy el último, ¿qué va a pasar con vos? ¿Así se suponía que iba a terminar?

Esta si es nueva, una expresión. Una especie de sonrisa triste, una que dice mucho más que las palabras que enuncia.

— Lo que pasó, lo que pasa y lo que sigue no difieren entre sí. No es que haya estado escrito desde el principio, sabés. Es simplemente así. Podría haber sido distinto, todo, pero así pasó. En cuanto a mí, no hace falta saberlo. O mejor, lo sabés, por lo que no hace falta decirlo.

— Tenés razón… Tenés razón. Terminemosla, vamos.

Otra sonrisa, esta transmite más alivio, pero sigue siendo triste.

Mientras pienso en esto, sin mediar palabras, sin miradas, sin nada y de un momento a otro…

Nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: