COMO EL SOL CUANDO AMANECE

¿Qué es el software libre? ¿Cómo se pone en juego nuestra libertad en la era digital?

Por Santiago Beloqui

La adolescencia es una etapa de descubrimientos y experimentación. Esto no siempre termina bien, como cuando tu experimentación consiste en instalar Linux en la computadora familiar y ésta termina en el servicio técnico porque no la pudiste hacer arrancar más.

Afortunadamente las revanchas existen, y 15 años después pude finalmente (por si a alguien le quedaban dudas sobre lo autorreferencial de la anécdota) instalar este sistema operativo en mi notebook cuando quise mejorar su rendimiento. Esto fue posible gracias a que Linux con lo años mejoró muchísimo su compatibilidad con el hardware y se hizo más amigable para los usuarios no experimentados.

Pero, ¿qué es un sistema operativo? ¿Y Linux? El sistema operativo es ese software que actúa como intermediario entre la parte física de la computadora y el usuario, y permite correr otros programas sobre él. Windows es el más conocido y utilizado.

Lo que se conoce comúnmente como Linux en realidad se trata de dos cosas. Por un lado tenemos GNU, que es el sistema operativo, y por otro lado Linux, que es el núcleo del sistema, el encargado de gestionar los recursos del hardware. Por eso la denominación más correcta es GNU/Linux, ya que lo que usamos es una combinación de ambos. Como el concheto con doble apellido, pero más copado.

GNU hace referencia a un proyecto iniciado en los años 80 por el controvertido Richard Stallman que tiene como objetivo la creación de un sistema operativo que sea software libre. En cambio, el núcleo Linux fue iniciado por Linus Torvalds en los 90 y rápidamente contó con la ayuda de cientos de desarrolladores alrededor del mundo.

Como el sol 2

¿Cuáles son las características que debe poseer un software para que sea considerado libre, ya sea un sistema operativo, un procesador de texto o un videojuego?

  1. El software debe poder ser utilizado de la forma en la que el usuario quiera, sin ningún tipo de limitación impuesta por parte de sus creadores.
  2. El código fuente del software (el conjunto de instrucciones escrito en algún lenguaje de programación que permite que el software haga lo que hace) debe estar disponible para ser estudiado y modificado.
  3. La copia y distribución debe ser libre.
  4. El software debe poder ser modificado por cualquier persona y permitir que ésta pueda distribuir su propia versión, incluso cobrando por ella si así lo quiere.

El software libre tiene ciertas ventajas. Al estar su código fuente abierto al público, muchos programas se crean de forma colaborativa entre decenas o cientos de programadores, aportando cada uno su pequeña o gran contribución. Esto hace que sea mucho más seguro, porque ante la aparición de alguna falla de seguridad hay una comunidad atenta al problema que lo soluciona rápidamente. Por eso GNU/Linux es uno de los sistemas operativos más estables y seguros que existen.

Para la mayoría de los programas que usamos cotidianamente hay alternativas libres y compatibles con ellos. Por ejemplo, en GNU/Linux no tenemos Office (propiedad de Microsoft), pero tenemos LibreOffice, que es muy similar y además permite abrir archivos de Word o Excel y guardarlos en los mismos formatos. El famoso navegador Firefox también es software libre, y la Fundación Mozilla, su creadora, se encuentra muy comprometida con el impulso del mismo, así como con la privacidad de los usuarios y otras cuestiones relacionadas con los derechos digitales.

Si bien la denominación es “software libre”, en realidad el que es libre es el usuario. Éste tiene la libertad de usar el software de la manera que se le antoje. Para dejarlo más claro pongamos como ejemplo el caso contrario. Si yo compro Windows sólo puedo instalarlo y usarlo en mi computadora, no puedo compartirlo con otras personas y no tengo disponible el código fuente para saber cómo funciona o modificarlo en el caso de que tenga los conocimientos necesarios. Con GNU/Linux no existe ninguna de esas restricciones.

Como el sol 3

¿Y por qué es importante el tema de la libertad que tenemos como usuarios? Tal vez no lo era tanto hace 40 años cuando usábamos la computadoras como calculadoras o máquinas de escribir modernas. Pero hoy en día esta tecnología es una parte inseparable de nuestra cotidianeidad. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos estamos interactuando con software. Al chatear con nuestros amigos, estudiar o hasta pedir online una pizza de cualquier-variedad-que-no-tenga-jamón-porque-tenemos-un-vegetariano-en-el-grupo estamos usando aplicaciones que otra persona programó y que generalmente utilizan nuestros datos. En este contexto, saber cómo funcionan esas aplicaciones tal vez debería pensarse como un derecho más que como un privilegio.

Cuando la tecnología forma parte de nuestras vidas de una forma tan íntima, nos vemos obligados a entrar en el terreno de la ética, y es ahí cuando no debemos pensarnos como simples usuarios pasivos, sino como sujetos de derechos. ¿Es ético no poder utilizar como yo quiera un programa que adquirí, muchas veces pagando por él?¿O no saber cómo procesa nuestra información Facebook y qué hace con ella?

Acá es donde el vivo del grupo dice “Pero nadie te obliga a usar el celular, antes [inserte aquí recuerdo nostálgico de una época en donde la tecnología no era el canal principal de interacción social y que deriva en una charla sobre lo lindo que era jugar en la calle hasta cualquier hora]”.

Sin embargo,  tal vez hemos llegado a un punto donde ciertas tecnologías están tan insertas en nuestra forma de relacionarnos que no utilizarlas significa correr el riesgo de quedar en cierta forma aislado, perder la oportunidad de usar ciertos recursos educativos y profesionales o incluso caer en una visión sesgada o incompleta de la realidad por una menor posibilidad de acceso a la información.

Ante este panorama, supongo que algunos estaremos de acuerdo en que el acceso a la tecnología hoy debería considerarse un derecho. La cuestión a problematizar ahora es la noción de “acceso”. La posibilidad de utilizar una determinada tecnología, pero bajo una gran cantidad de restricciones impuestas por quien nos la brinda y sin saber cómo funciona, ¿es realmente acceder a ella?

Lo único seguro es que como usuarios está en nuestras manos la posibilidad de garantizar nuestra libertad en el mundo digital. Usar software libre es una forma de contribuir a su expansión.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: