FUEGO EN GUERNICA

Por Sol Frasca Tosetto

Dicen que la historia se repite dos veces,
una como tragedia,
otra como farsa.
A Guernica,
tierra de refugiados,
la bombardearon.
A Guernica,
el refugio de los sin tierra,
la quemaron.
Y es que no hay lugar para los nadies,
Para las nadies.
No hay escapatoria para el dolor
cuando no hay a donde escapar.
¿Y qué es lo que jode?
Les jode lo colectivo.
Porque es más cómodo caminar por la ciudad,
pudiendo mirar por el costado,
cada vez que veo a alguien durmiendo en el asfalto.
Es más cómodo y menos visible,
que lxs sin tierra no se organicen,
que no compartan su miseria,
que no nos muestren que son muchxs más
que lo que la gente piensa.
Y es que ahí están,
ocupando propiedad privada,
esa que sí vale.
¿Cómo se atreven a soñar con tener un hogar?
Ellxs que no tienen ni el derecho
de tener dónde caerse muertxs.
Ellxs son la sobra de una sociedad de descarte,
ellxs que lo han perdido todo,
salvo la humanidad,
esa bendita humanidad que le falta
al canalla que reprime,
y al hipócrita que las manos se lava.

Foto: Natacha Pisarenko
Foto: Natacha Pisarenko